‘COCINITAS MODERNAS’. Desaparece el Fuego.

Para mí personalmente, es una pena que cada vez nos alejemos más del fuego, y cocinando nuestros alimentos en cocinas eléctricas cada vez más caras.
– Cocinas de leña: Eran estupendas para cocinar los potajes, caldos o estofados y también para hacer alimentos a la brasa.
– Cocinas con gas: Un método muy utilizado, aunque en detrimento. Es una cocina que hay que cuidar muy bien ya que los quemadores pueden dejar residuos tóxicos.
– Cocinas eléctricas: Aquí ya desapareció el fuego. cargan el ambiente con iones positivos, como cualquier otro electrodoméstico de casa.
Pero para mí, la ausencia de fuego en una casa, es como la ausencia de agua o de luz solar. Estamos eliminando un elemento muy importante y estos cambios repercuten en nuestro estómago.
El microondas calienta nuestro alimento por radiación electromagnética emitiendo ondas con una frecuencia de 2450 MHz. Trabaja de forma inversa al horno tradicional, es decir, hace los alimentos de dentro a fuera. es un ‘ladrón de nutrientes’. Es un electrodoméstico que tiene un efecto desvitalizante y antinutritivo en el alimento debilitando sobre todo a las personas enfermas.
Cuando hacemos barbacoas, la combustión del carbón vegetal genera sustancias tóxicas que se pegan en la grasa de lo alimentos, alterando su estructura nutritiva y creando sustancias cancerígenas como las AHC (aminas herocíclicas) y los HPA (hidrocarburos policíclicos aromáticos).
Mediante el Fuego se aumenta la digestibilidad de los alimentos eliminando factores yin (expansivos) y permitiendo adaptar los alimentos a un equilibrio. Debemos entonces utilizarlo con ‘respeto’ predominando la mayor parte de las veces la cocción a fuego lento.

Close
Your custom text © Copyright 2022. All rights reserved.
Close