ANEMIA y OBSESIÓN por el HIERRO

Me gustaría que quedase claro, ya de una vez por todas, de que la anemia no se produce sólo por una falta de hierro (hay varios factores), de que hay direntes tipos de anemia y de que los suplementos de hierro no hacen absolutamente nada para paliarla. En definitiva otro artículo más para desmitificar esta enfermedad y al mineral más ‘perseguido’, el hierro.
Podemos hacernos un análisis de sangre y estar todo correcto pero tener anemia ya que los síntomas aparecen mucho antes que lo indique la analítica: cansancio excesivo, irritabilidad, depresión, insomnio, caída de pelo… Aunque estos síntomas podrían ser porque tenemos otras carencias, como falta de zinc, u otra enfermedad. Pero hay otros síntomas más claros que nos dicen definitivamente que la anemia ha llegado a nuestro cuerpo: palidez del rostro, uñas y ojos, labios grises o blancos, color blanco en la parte interna del párpado inferior, disminución del apetito sexual, nuestro ritmo respiratorio aumenta, falta de oxígeno (nos cuesta respirar) y puede producir mareos.
Un anemia, al igual que otras enfermedades, nos indica, nos avisa, de que algo en nuestro interior no va bien.
Tendríamos que seguir una nutrición limpia, sin tóxicos, sin aditivos y sin alimentos que roban nutrientes como alcohol, azúcar, café, colas, refrescos industriales, productos refinados y repostería, lácteos y derivados y en definitiva toda comida basura e industrial que venden en nuestros supermecados.
Nuestra alimentación se basaría en cereales integrales, legumbres (azuki, lentejas), semillas, algas (arame, hiziki), miso, verduras de hoja verde, nabos, daikon, col, brécol, pescados frescos, aves de corral, carne ecológica, huevos de corral… Aquí tendríamos suficiente hierro, vitamina C y acompañado de ácido fólico y vitamina B12, estas dos últimas muy importantes cuando existe cualquier tipo de anemia.
No sólo el hierro es importante para no tener anemia, hace falta tener unas buenas cantidades de vitamina B12 (pescado fresco, huevos de corral, carne de calidad, no industrial), ácido fólico ( hoja verde) y vitamina C.
Por tanto, vemos que no sólo es el hierro como elemento aislado sino que necesitamos de varios elementos, de un equipo, para que nuestro cuerpo no tenga anemia.
Hay que buscar estos elementos en la alimentación no en una pastillita de colores que entra por la boca hace sus desbarajustes en nuestro interior y luego orinamos de color rosa rojizo y nuestras heces se vuelven de un negro intenso…vamos, todo muy químico y no me quiero olvidar de que los suplementos de hierro crean estreñimiento.
Todo lo que se encuentra en un supermercado puede causarnos una anemia o un cáncer y ya sabéis que no exagero.

Close
Your custom text © Copyright 2021. All rights reserved.
Close