LOS BENEFICIOS DE LA FIEBRE

Antiguamente la fiebre se consideraba beneficiosa ya que aceleraba el proceso de cualquier enfermedad y contribuía a la recuperación. Pero la industria farmacéutica, los señores de bata blanca y los medios audiovisuales han conseguido que nuestras mentes crean que la fiebre es una enfermedad y hay que bajarla cuanto antes. Es como la ‘mala de la película’.
El origen de la fiebre está en nuestros intestinos y se relaciona por un exceso de proteínas animales (embutidos, carne, huevos, productos lácteos y derivados) o por exceso de azúcar, helados, frutas, zumos y refinados que se pudren en nuestro interiro e invitan a las bacterias a darse un buen manjar.
Cada fiebre que interrumpimos es un acúmulo de desechos y residuos que el cuerpo almacena y las enfermedades que tengamos en un futuro intentarán limpiar no sólo la infección actual sino también los restos de basura y de trabajos sucios anteriores no acabados.
Es como empezar a hacer limpieza general de nuestra casa y dejarnos las bolsas de basura dentro. Así que un día nuestro sistema inmunitario con tanta suciedad acumulada lo emprende contra todo el cuerpo. Y ésto podría ser el comienzo de las enfermedades autoinmunes como las alergias, el síndrome de Guillain-Barré (polineuritis infecciosa), la artritis, la esclerosis lateral amiotrófica, la múltiple, el lupus e incluso el cáncer y el sida.

Close
Your custom text © Copyright 2021. All rights reserved.
Close