El GMS y la moda del sabor UMAMI.

El sabor umami (en japonés significa ‘delicioso’) sería incluir otro más a los ya conocidos: salado, dulce, amargo y agrio. Los japoneses ya lo conocían hace unos mil años, utilizando un alga, la kombu, como base para sus sopas.
También descubrió que se encuentra en otros alimentos como carnes, quesos, tomates…
Ajinomoto, hizo su ‘negocio’ empezando a vender GMS puro como condimento y como potenciador del sabor introduciéndolo en bolsas de patatas y snacks, hamburguesas, comidas preparadas, salsas, salsas ‘light’, caldos de pollo o carne y muchos otros.
se culpó al GMS del ‘síndrome del restaurante chino’. Sus síntomas son molestias de ardor, presión y dolor en el pecho, entumecimiento, palpitaciones, diarreas, náuseas, dolores de cabeza…
es un producto químico el E621 (glutamato monosódico) o del E630 al E635 (otros glutamatos). Hay que advertir que se puede encontrar ‘camuflado’, utilizando los nombres de proteína vegetal hidrolizada, vegetales hidrolizados, extracto de levadura, aromas naturales…
estimula la secreción salivar potenciando los jugos gástricos en el estómago creando un hambre artificial.
. Muchos de los productos alimenticios infantiles contienen glutamato monosódico y sus ‘camuflados’. Por mi parte decir, que aquí ya se pasan de la raya, ya que es una sustancia química que lleva décadas siendo investigada por sus efectos nocivos y tóxicos.

Close
Your custom text © Copyright 2022. All rights reserved.
Close