RECETA YOGUR DE COCO. 1 INGREDIENTE

275
Foto @marc_didac. Bol de @blancamadrugaceramica.

Hace unas semanas hice un taller sobre la ‘dieta cetogénica’ (más info en mi post ‘Dieta Cetogénica, Movimiento Keto’) y estuvimos haciendo yogur de coco casero. Después de investigar y experimentar para conseguir un buen yogur de coco caí en la cuenta que no hace falta poner probióticos, ni unas cucharadas de yogur de coco ecológico comprado para que fermente. El coco tal cual es el único ingrediente que necesitamos.

Si conseguimos coco joven es aún más fácil, rápido y sencillo.

Aquí os paso las recetas de cómo hacer yogur de coco con coco seco, con coco joven o fresco y también cómo hacerlo con leche de coco de lata.

YOGUR CASERO DE COCO

Ingredientes

  • 2 cocos que tengan agua.
  • 1 martillo.
  • 1 abre botellas de vino.
  • 1 trapo de cocina.
  • 1 pelador de verduras.
  • 1 cuchillo bueno.
  • 1 bote de cristal esterilizado.
  • 1 trapo de algodón o gasa.
  • 1 colador de rejilla.

Paso a paso  

  • Con el abrebotellas buscamos el círculo (de los tres que tiene el coco) más blandito y le hacemos un agujero.
  • Sacamos el agua del coco y reservamos.
  • Abrir el coco: Agarramos el coco con un trapo de cocina y vamos dando en el centro del coco con el martillo haciendo todo el diámetro. Una vez abierto hacemos palanca con un cuchillo y sacamos la carne del coco.
  • Ahora lo pelamos con el pelador de verduras y lo colocamos en agua buena para que se hidrate.
  • La carne obtenida la cortamos (probamos que el coco esté rico) y pasamos por una batidora potente o una picadora (añadimos agua de coco si ha quedado muy sólido).
  • Lo que obtenemos lo ponemos en un trapo de algodón o gasa y sacamos toda la leche (quien no quiera yogur ya tiene leche de coco para sus smoothies). La pulpa que queda en el trapo podremos reservarlo para hacer algún postre o volvemos a hacer el proceso para sacar más leche.
  • La leche obtenida la dejamos en un bote de cristal toda la noche en la nevera.
  • Al día siguiente veremos que habrá quedado abajo agua y arriba una parte sólida. Esta parte sólida es nuestro yogur.
  • Lo separamos del agua y con una cuchara lo removemos y de nuevo en la nevera un par de horas.
    Nota: Si conseguimos coco joven el proceso es tan rápido como abrirlo, sacar el agua, retirar la pulpa, batirla y dejarla en la nevera durante unas horas para que coja consistencia a yogur.
    Podremos reservar un par de cucharadas para hacer nuestro próximo yogur y así cada vez será más cremoso y su sabor será más parecido al del yogur.

 

YOGUR CON LECHE DE COCO DE LATA.

Si quieres hacer un buen yogur de coco o que tus smoothies estén más ricos y sean más nutritivos, te recomiendo que no uses las leches de coco que venden en tetra brik sino las de lata y que sean ecológicas ya que algunas marcas no eco llevan aditivos extra nada buenos para nuestra salud. Aunque la opción más sana sería hacerla en casa como hemos hecho en la receta anterior (justo antes de seguir el proceso para hacer el yogur de coco).

Ingredientes

  • 2 lata de leche de coco.
  • 1 yogur de coco ecológico de herboristería.
  • 1 trapo de algodón.
  • 1 colador.
  • 1 bote de cristal hermético y esterilizado.

Paso a paso

  • Calentamos la leche de coco, sin que hierva, a unos 65 ºC (esta temperatura es justo cuando pones tu dedo índice y no te quemas), apartamos del fuego y añadimos 3-4 cucharadas de yogur de coco. Mezclamos bien y lo guardamos en un bote de cristal bien hermético.
  • Lo envolvemos en un trapo para mantenerlo oscuro y lo dejamos fermentar en el horno (apagado pero con la luz encendida) que habremos precalentado unos 15 minutos. Lo dejaremos una o dos noches.
  • Pasado este tiempo de fermentación, lo colaremos en un colador de malla poniendo un trapo de algodón o gasa y esperamos que se cuele el líquido. Lo que queda en el trapo es nuestro yogur que dejaremos un par de horas en la nevera. ¡Y ya está listo!. Podremos reservar un par de cucharadas de nuestro yogur para hacer el próximo.

Mi preferido sin duda es el del coco seco ya que también aprovecho su carne para tomar tal cual.

Un sólo ingrediente es suficiente para preparar un yogur de coco sin aditivos y es un gustazo poderlo hacer en casa de manera tan sencilla.

Foto @marc_didac. Bol de @blancamadrugaceramica. Higos de Menorca de Alai @floresyfogones.

PROPIEDADES NUTRICIONALES DEL COCO

  • La carne de coco es rica en varios minerales importantes, especialmente manganeso (60% de la cantidad diaria recomendada) y cobre (44% de la CDR). Mientras que el manganeso apoya la función enzimática y el metabolismo de las grasas, el cobre ayuda a la formación ósea y la salud del corazón (estudios aquí y aquí).
  • El coco es una fruta única debido a su alto contenido de grasa. Alrededor del 89% de la grasa en su carne es saturada. La mayoría de estas grasas son triglicéridos de cadena media (MCT), que se absorben intactos en el intestino delgado y el cuerpo los utiliza para producir energía (estudio aquí).

  • La carne de coco contiene aceite de coco, que aumenta el colesterol HDL (bueno) y reduce el colesterol LDL (malo) ayudando a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca (estudio aquí). Los estudios sugieren que los MCT del coco pueden promover sensaciones de plenitud, quema de calorías y grasa ayudando así a apoyar la pérdida de peso (estudios aquí, aquí y aquí).

  • Dado que esta fruta también son rica en grasa, puede ayudar al cuerpo a absorber nutrientes solubles en grasa, incluidas las vitaminas A, D, E y K.

    Además, se ha demostrado que los MCT en la carne de coco fortalecen las bacterias intestinales, lo que puede proteger contra la inflamación y afecciones como el síndrome metabólico (estudio aquí).

    Además, el aceite de coco puede reducir el crecimiento de levaduras dañinas, como Candida albicans, que pueden causar infecciones graves (estudio aquí).

  • 80 gramos de coco rallado proporciona 7 gramos de fibra, que es más del 20% de la cantidad diaria recomendada. La mayor parte de esta fibra es insoluble, lo que significa que no se digiere y funciona para mover los alimentos a través del sistema digestivo y ayuda a la salud intestinal.

    Además, este alto contenido de fibra puede aumentar la plenitud, lo que ayuda a evitar comer en exceso (estudios aquí y aquí).

    Esta fibra ayuda a aumentar el volumen de las heces y favorece la regularidad intestinal, manteniendo el sistema digestivo saludable.

  • El coco puede reducir el azúcar en la sangre en ayunas y alterar las bacterias intestinales para ayudar a controlar el azúcar en la sangre (estudio aquí).

  • Puede mejorar la inmunidad. El manganeso y los antioxidantes en el coco pueden ayudar a estimular su sistema inmunológico y reducir la inflamación. Los MCT del coco también pueden tener propiedades antivirales, antifúngicas y supresoras de tumores (estudio aquí).

  • Puede beneficiar a nuestro cerebro. Los MCT en el aceite de coco proporcionan una fuente de combustible alternativa a la glucosa que puede ayudar a las personas con problemas de memoria o función cerebral, como las personas con enfermedad de Alzheimer (estudio aquí).

Salud y Buenos Alimentos

Yo Isasi

yoisasi.com

acupunturamenorca.com

Foto @marc_didac. Bol de @blancamadrugaceramica. Moras de Menorca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Your custom text © Copyright 2021. All rights reserved.
Close