LIBRES DE OXALATOS en NUESTROS PLATOS

840
1. Remolacha y sus hojas.
1. Remolacha y sus hojas.

Según la OMS: ‘Las verduras son imprescindibles para tener una buena salud’. Una afirmación que no sólo hemos seguido al pie de la letra sino que hemos llegado a creer que hay que tomar en grandes cantidades.

Las verduras son necesarias aunque debemos saber que también muchas de ellas contienen sustancias que el ser humano del siglo XXI (con un estómago ‘refinado’) no las puede metabolizar y éstas pueden hacer más mal que bien.
Como sé que, vosotros los lectores, estáis preocupados por el tema, he decidido escribir un post hablando sobre el ácido oxálico y los oxalatos. Así que, como siempre estoy haciendo últimamente, mejor que vayamos por partes para una mayor comprensión, es decir, ‘todo bien masticado para una mejor digestión’:

¿Qué son los oxalatos?

Wikipedia:

‘El nombre habitual de ‘ácido oxálico‘ proviene de la palabra de origen griego axys (agrio), debido a su sabor amargo.
El ácido oxálico se produce en estado natural en forma de oxalato de potasio o de calcio en las raíces y rizomas de muchas plantas, como la acedera, el ruibarbo, la remolacha y las plantas de la familia Oxalis.
El compuesto químico puro fue descubierto en 1776 por el químico sueco Carl Wilhelm Scheele en el proceso de oxidación del azúcar por el ácido nítrico. De ahí que al ácido oxálico se le llamara también ‘ácido de azúcar’. Friedrich Wöhler sintetizó este producto natural en 1824.
Debido a su capacidad para unirse a ciertos minerales como el calcio, hierro, sodio, potasio o magnesio, el consumo de alimentos ricos en ácido oxálico puede causar deficiencias nutricionales.’

Ya sabemos entonces qué es el ácido oxálico así que veamos qué son los oxalatos:

‘El ácido oxálico tiene la capacidad de formar un enlace fuerte con varios minerales, como el sodio, potasio, magnesio y calcio. Cuando esto ocurre, los compuestos formados se refieren generalmente como sales de oxalato. Por lo tanto, ‘oxalato’ generalmente se refiere a una sal de ácido oxálico, una de las cuales es el oxalato de calcio.’

Además los oxalatos pueden ser solubles e insolubles y parece que estos últimos son los que se les da más importancia a nivel de salud:

  • ‘Aunque ambas sales de oxalato de sodio y potasio son solubles en agua, el oxalato de calcio es prácticamente insoluble, razón por la que el oxalato de calcio cuando está presente a niveles suficientemente altos tiene la propensión de solidificarse en los riñones o en el tracto urinario para formar oxalato de calcio.
    Los cristales de oxalato de calcio, a su vez, contribuyen a la formación de cálculos renales. Aproximadamente el 75% de todos los cálculos renales están compuestos predominantemente de oxalato de calcio. Por razones que no se entienden completamente, las mujeres tienen una incidencia mucho menor de cálculos renales que los hombres.’
  • Los alimentos que contienen niveles altos de oxalatos dejan en la boca un sabor como a tiza (técnicamente llamado sabor calcáreo), que se percibe con intensidad sobre todo en las espinacas, y es un mecanismo de defensa de las plantas para alejar a los depredadores y que no sean ‘comidas’.

¿Cómo metabolizamos los oxalatos en nuestro organismo?

Existe una web americana, llamada lowoxalate (traducida literalmente como ‘bajo oxalato), muy preocupada por los oxalatos y su relación con ciertas enfermedades.

‘El intestino no absorberá gran parte del oxalato de la dieta porque la mayoría del oxalato se metaboliza por la flora o simplemente se elimina por las heces. En otras condiciones, como cuando hay inflamación del intestino, se absorbe una gran cantidad de oxalato de la dieta. La diferencia puede ser tan grande como pasar de 1-2% del oxalato de la dieta absorbido a tan alto como 50%.

La absorción de oxalato se producirá cuando se tenga un intestino permeable. El colon también puede absorber el exceso de oxalato cuando la función del intestino delgado se ve comprometida por la cirugía, por la mala función pancreática y/o por la mala digestión de las grasas (la mala absorción de grasa forma jabones insolubles con el calcio y esto evita que el calcio esté disponible para combinarse con los oxalatos en el intestino, lo que resulta en una mayor absorción de oxalato).’

‘El oxalato es sólo una de las sustancias desafortunadas en que la absorción no regulada es un problema. Por lo menos ahora sabemos del oxalato, pero otras sustancias en los alimentos también pueden ser un problema, como el gluten, y para algunos, la caseína u otros alimentos alergénicos.
Cada vez que el oxalato es absorbido sin ser controlado por las células intestinales, el resultado es un aumento de los niveles de oxalato en la sangre, en la orina y en los tejidos. Puede permanecer en el hueso, en los vasos sanguíneos y las glándulas, en los órganos de secreción e incluso en el bazo y en el corazón. Incluso puede entrar en las partes del cerebro que regulan las hormonas.

El consumo de alimentos ricos en oxalato no es el único camino para conseguir un alto contenido de oxalato en las células y la sangre. Nuestros cuerpos hacen oxalato por su cuenta, especialmente cuando ciertas enzimas no están equilibrados en su actividad debido a las diferencias genéticas o porque alguien tiene deficiencias en cofactores enzimáticos como la vitamina B6, magnesio o tiamina. El oxalato también se puede generar en el cuerpo cuando alguien está recibiendo altas dosis de vitamina C o consume altos niveles de fructosa.’

Normalmente, cuando el oxalato viaja a través del intestino puede encontrarse con especies particulares de bacterias que lo digieren y convertirlo en ‘algo’ que no es tan irritante y dañino. Es un sistema de digestión microbiana de oxalato donde existe una ruta en el intestino para su eliminación. Por desgracia, los mismos microbios que se necesitan para hacer esta digestión del oxalato están siendo asesinados por los antibióticos de uso común. La principal bacteria que degrada el oxalato es Oxalobacter formigenes, que no suele estar presente en la leche materna pero los científicos creen que es recogida gradualmente desde el medio ambiente.
Además, el Lactobacillus acidophilus, privado actualmente de la comida habitual, puede ser capaz de ‘comer’ oxalato, pero si hay un exceso de oxalato en la dieta éste puede acabar con él. Esto puede explicar por qué algunas personas tienen gran dificultad para la colonización de lactobacillus acidophilus.

Un estudio del 2012 de la Universidad Wake Forest informa que los índices de personas que tienen O. formigenes en sus tractos digestivos van de desde el 38% en los EE.UU. al 77% en Corea del Sur. Dicen que, ‘las tasas de colonización son mucho más bajas en las enfermedades donde está afectado el intestino, como la enfermedad intestinal inflamatoria y la fibrosis quística.’
En un estudio del 2013, los investigadores de Bonn encontraron que los niveles de oxalato en la sangre fueron significativamente inferiores en los formadores de cálculos colonizados con O. formigenes (1,70 mmol/l) que en los que no estaban colonizados (5,79 mmol/l). Los investigadores teorizaron que en lugar de afectar la absorción de oxalato, la O. formigenes degrada oxalato en el intestino, aumentando así la secreción de oxalato a partir de las células intestinales en el intestino, reduciendo los niveles de oxalato en sangre y, por lo tanto, reduciendo los niveles de oxalato urinario.

Otras bacterias pueden jugar un papel en la degradación de oxalato en los intestinos como Eubacterium lentum, Enterococcus faecalis y Bifidobacterium lactis.

El cuerpo tiene protecciones antioxidantes en contra del oxalato que funcionan cuando la carga corporal de oxalato es baja y los recursos antioxidantes es alta. Estos sistemas pueden ser ‘abrumados’ por mayores niveles de oxalato en los tejidos del cuerpo o cuando una infección reduce los sistemas antioxidantes del organismo. Por esta razón, siempre y cuando alguien sigue consumiendo una dieta alta en oxalatos y su intestino sea permeable o cuando esté enfermo, luego, con el tiempo, pueden comenzar a dañarse algunos órganos por una acumulación de oxalato.’

2. Frutos secos.
2. Frutos secos.

Cálculos renales y otras enfermedades relacionadas con los oxalatos

La mayoría del oxalato urinario derivado de la absorción del oxalato de los alimentos aparecerá en la orina de 2 a 6 horas después de su consumo.
Los efectos secundarios de niveles altos de oxalato son:

  • La investigación reciente sobre la gestión del tráfico de oxalato en el intestino y otros tejidos secretores sugiere que el exceso de secreción de oxalato podría terminar implicando cambios en la regulación del fluido, el pH, la defensa microbiana y la protección antioxidante. El intestino parece estar diseñado para eliminar el exceso de oxalato pero, tal vez, cuando los niveles de oxalato en la sangre aumentan mucho más alto que lo que nuestros cuerpos esperan, entonces el exceso de oxalato puede interrumpir las funciones normales en el intestino.
  • Los oxalatos perjudican a las enzimas, oxidan las membranas celulares, interfieren en la absorción de nutrientes e incluso pueden alterar la transcripción del ADN. Cuando los oxalatos se vinculan con el calcio forman cristales irritantes, como las piedras en el riñón.’
  • La historia con respecto al oxalato no termina con los cálculos renales sino que la absorción de demasiado oxalato, conocida como hiperoxaluria entérica, podría ser la causa o podría exacerbar muchas enfermedades como la fibromialgia, cistitis intersticial, vulvodinia, depresión, artritis, autismo y una variedad de trastornos digestivos (que, a su vez, exacerban la hiperoxaluria permitiendo aún más oxalato para ser absorbido).
  • La inflamación intestinal en el autismo fue tenida en cuenta por primera vez por el Dr. Andrew Wakefield y después por muchos otros gastroenterólogos donde coinciden que el exceso de absorción de oxalato de la dieta es debido a un aumento de la permeabilidad.
    Por mi experiencia profesional he visto mejoría al reducir los oxalatos en la artritis reumatoide y en los problemas digestivos.

‘Los riñones suelen ser el lugar de la secreción de oxalato pero también es secretado a través de la piel, la saliva, del moco en los pulmones y a través del intestino y las heces. La importancia relativa de estos otros modos de secreción no se han estudiado adecuadamente. Los factores de riesgo relacionados con estos otros sistemas pueden explicar por qué algunas personas con problemas de oxalato no tienen cálculos renales u otros signos de enfermedad renal pero pueden tener efectos graves en otros lugares por un exceso de oxalato de carga corporal.’

  • Los cálculos de oxalato de calcio se componen de cristales y pueden variar en tamaño desde el diámetro de un grano de arroz a una masa de dos pulgadas de diámetro. Muchos cálculos renales contienen calcio, pero esto no quiere decir que el calcio deba ser evitado.
    Cuando el calcio se consume con alimentos ricos en oxalato, el ácido oxálico se combina con el calcio en el intestino para formar cristales de oxalato de calcio insolubles que se eliminan en las heces. Esta forma de oxalato no puede ser absorbida en el cuerpo.
    Sin embargo, si el calcio es bajo en la dieta, el ácido oxálico es libremente soluble y se absorbe fácilmente desde el intestino al torrente sanguíneo. Si el ácido oxálico es muy alto en la sangre se puede combinar con el calcio para formar cristales que se filtran por el riñón, y pueden bloquear el flujo de orina y causar dolor severo a medida que pasa a través.
    Es importante destacar que estos cristales también se forman en los huesos, articulaciones, vasos sanguíneos, los pulmones, los nervios y el cerebro. En el hueso, los cristales de oxalato pueden desplazar a las células de la médula ósea y pueden conducir a la anemia y a la supresión de la inmunidad.
Salvado de trigo.
3. Salvado de trigo.
  • Los cristales de oxalato de hierro causan daño oxidativo significativo y disminuyen las reservas de hierro necesarias para la formación de glóbulos rojos.
    – Es importante destacar que los oxalatos también funcionan como agentes quelantes y pueden quelar muchos metales tóxicos como el mercurio y el plomo. A diferencia de otros agentes quelantes, los oxalatos atrapan metales pesados en los tejidos haciendo que su eliminación sea muy difícil.
  • Los pacientes con cálculos renales idiopáticos tienden a tener altas tasas de osteopenia y osteoporosis. Un estudio mostró que el 50% tenía osteopenia y 16% tenían osteoporosis. En otro estudio, el 56% de los varones y el 50% de mujeres formadores de cálculos tenían osteopenia mientras que el 10% de los hombres y el 24% de las mujeres tenían osteoporosis.
  • Los pacientes con enfermedad de Crohn son más propensos a tener hiperoxaluria (absorción de demasiado oxalato) y esto es más común en pacientes con enfermedad de Crohn que han tenido una resección intestinal (parte de su tracto digestivo eliminado). Estos pacientes tienen un mayor riesgo de cálculos renales de oxalato de calcio y, en algunos casos, de oxalosis causando insuficiencia renal.
  • La hiperoxaluria en pacientes con enfermedad de Crohn se cree que además es exacerbada por otros factores, tales como la grasa, la vitamina B6, calcio, magnesio y mala absorción de citrato.
  • Un estudio de 2012 de Alemania encontró que el 28% de los pacientes con enfermedad de Crohn tenía cálculos renales de oxalato de calcio. Estos pacientes tenían una tasa de absorción de oxalato promedio de 23%, comparado con el 8% de los pacientes sin cálculos renales.
  • Hipocitraturia: Es cuando hay bajos niveles de citrato en la orina aumentando el riesgo de cálculos renales. El citrato combina con el calcio en los riñones para formar un complejo soluble que resulta en menos calcio libre disponible para combinar con oxalato (o fosfato).
  • Un artículo escrito por el Dr. William Shaw, del Laboratorio Great Plains, decía: ‘Implicaciones de ensayo para la levadura y los metales pesados nos sugieren que las infecciones por hongos pueden producir una alta carga de oxalato en el cuerpo.
  • Tiroides: Los trastornos de la tiroides se han relacionado con el exceso de oxalato. Cuando en el cuerpo hay más oxalato de lo que puede descomponerse, con el tiempo se almacena en los tejidos y en la tiroides. Si al cuerpo se le proporciona algo en exceso que es innecesario, simplemente lo guardará para un uso futuro. El oxalato se une a la T3, hormona liberada por la glándula tiroides. Las funciones de la T3 incluyen el envío de señales para regular la temperatura corporal, el metabolismo y el ritmo cardíaco. Sin embargo, cuando el exceso de oxalato se une a la T3 puede crear cristales en la tiroides y consumir la función de esta hormona.
  • Celiaquía: Susan Owens escribió un artículo en el Journal of Gluten Sensitivity (Diario de Sensibilidad al Gluten) sobre el papel potencial del oxalato en la enfermedad celíaca. Este artículo titulado ‘¿Cuál es la relación entre el oxalato y Enfermedad Celíaca’ se discute el impacto del oxalato en la función mitocondrial y cómo esta pérdida de la función mitocondrial puede acortar la superficie de absorción de nuestras vellosidades, lo que conlleva a una mala absorción, incluso en aquellos que no tienen la enfermedad celíaca.
3. Chocolate amargo.
4. Chocolate amargo.

Alimentos altos en oxalatos

Paracelso decía: ‘Nada es veneno, todo es veneno: la diferencia está en la dosis’. Y aún podríamos afinar más el lápiz y decir que ‘ya no está sólo en la dosis sino también en la salud del sistema digestivo e intestinal y del sistema inmunitario del individuo’.

‘Se recomienda una ingesta total diaria de 50 mgs de oxalato.

He decidido no poner ninguna tabla de alimentos en cuanto a sus niveles en oxalatos, ya que he encontrado diferencias en las cantidades en un mismo alimento y, además, muchas tablas no especifican el número exacto de miligramos sino que usan términos como ‘bajo nivel de oxalatos’, ‘medio nivel’ y ‘alto nivel’. Así que os paso la información que considero con más fundamento pero siempre tomándolo como algo orientativo:

  • De acuerdo con la Universidad de Columbia Británica (UBC), los 6 alimentos con más contenido de ácido oxálico son los frutos secos y sus ‘mantequillas’, el salvado de trigo, la espinaca, la remolacha, el chocolate amargo y el ruibarbo.
  • Los alimentos que contienen más de 50 mg por porción son: espinacas, puerros, patata dulce, acelga, higos, ruibarbo, arándanos, almendras, nueces, anacardos, remolacha y hojas de remolacha, productos de soja (tofu, leche de soja, miso, soja texturizada, etc).
  • Se consideran alimentos altos en oxalatos los que tiene entre 100 a 900 mg por porción y serían: remolacha y sus hojas, ruibarbo, espinacas, acelgas, cacao, col rizada, patatas dulces, hojas de nabo, pimiento, germen de trigo, frutos secos, perejil, verdolaga, escarola, diente de león, okra, cacahuetes, kale.
  • Según la Asociación de Dietética Americana, los alimentos con alto contenido en oxalatos son: bebidas con chocolate, leche de soja y todos los productos con soja, té helado instantáneo, jugos de frutas de las frutas enumeradas a continuación, grosellas silvestres, higos, kiwis, ciruelas, bayas de saúco, caquis, ruibarbo, frijoles de vaina amarilla secos, remolacha y sus hojas, cebolletas, berzas, berenjenas, escarola, verduras de hojas verde oscuro, col rizada, puerros, okra, perejil, espinacas, acelgas, tomates procesados (enlatados, salsas y pastas), berros, amaranto, cebada, harina de maíz blanco, patatas fritas, pastel de frutas, batatas, gemen de trigo, salvado de trigo, levadura, frutos secos (nueces, cacahuetes, avellanas, almendras, nuez de macadamia, avellanas, piñones), sus mantequillas y sus harinas, algarrobo, mermeladas, semillas de sésamo, semillas de amapola, semillas de girasol, semillas de lino, las hojas del té Camellia sinensis (contienen una de las mayores concentraciones de ácido oxálico pero la bebida en infusión contiene sólo cantidades de bajas a moderadas debido a la pequeña masa de hojas utilizadas).
  • Además de: cerveza de barril y cerveza negra, café instantáneo, kombucha, bebidas de cola, judías verdes en conserva, judías verdes y blancas, apio, cebolleta, diente de león, mostaza verde, pimienta, patata dulce, colinabo, calabaza de verano, sopa de verduras envasadas, zarzamora, frambuesa, fresa, arándano, uvas negras, piel de limón, piel de naranja, piel de lima, mandarinas, plum cake, sémola de maíz blanco, semillas de chía, olivas verdes y negras, estevia, trigo sarraceno, garbanzos.
4. Ruibarbo.
5. Ruibarbo.

Cómo reducir los oxalatos de los alimentos

  • Restricción de sodio: ‘La restricción de sodio puede ayudar a prevenir los cálculos de oxalato de calcio. Un átomo de calcio se excreta normalmente con cada átomo de sodio, por lo que si usted está orinando mucho sodio, la orina va a contener más calcio (ceteris paribus), proporcionando una oportunidad para que el calcio se una con el oxalato.’
  • Hervir las verduras ricas en oxalatos y desechar el agua: El método de cocción también puede hacer una gran diferencia en los alimentos con un alto contenido de oxalato soluble (que podría ser el único tipo que se absorbe a un ritmo significativo en la mayoría de la gente). Hervir (o cocer al vapor) y desechar el agua puede reducir la cantidad de oxalato, especialmente en las hojas de las verduras de hoja verde.
  • Hagamos números: 100 gramos de espinacas crudas tienen 1,145 mg de oxalatos pero si las hervimos, los oxalatos disminuyen a 460 mg, es decir, se ha reducido un 60% de oxalatos; 100 gramos de brócoli sólo tiene 14 mg de oxalatos pero si lo hervimos se reducen a 4 mg, es decir, ha bajado un 71%.
  • Estudios han encontrado que hervir las verduras permite que la mayor parte del oxalato soluble se que quede en el agua.
  • Los investigadores de la Universidad de Wyoming midieron los niveles de oxalato en una variedad de vegetales utilizando diferentes métodos de cocción. Hervir reduce un gran nivel del oxalato total y al vapor, en menor medida. El estudio mostró que la mayoría del oxalato perdido era soluble.
  • Los autores comentan: ‘Había una pérdida significativa de oxalato soluble que iba desde un 30 hasta un 87%. También parece que el oxalato fue más fácil de eliminar de las hojas que en tallos y raíces.’
  • Comer alimentos ricos en calcio: La adición de calcio a las comidas podría disminuir el oxalato soluble disponible que resulta en menos oxalato absorbido.
  • Un estudio de 2003 de la Universidad de Lincoln en Nueva Zelanda midió la absorción de oxalato de la espinaca con el calcio (lácteos y derivados) añadido a la dieta.
  • No debe restringirse la ingesta cálcica, ya que a consecuencia de ello aumenta la absorción intestinal de oxalato.
  • Ahora se puede entender por qué muchas comidas tradicionales que llevan alimentos con alto contenido oxálico van acompañados de lácteos y/o derivados. Algunos ejemplos serían: Palak paneer, una receta india que lleva espinacas con queso; pasta al pomodoro, receta italiana con pasta de trigo, salsa de tomate, parmesano y mantequilla; moussaka, una ‘lasagna’ (con trigo) griega que lleva berenjena, tomate, pimienta, queso y bechamel; vichyssoise, una crema francesa que lleva patata, crema de leche y mantequilla; quesadillas mexicanas que la base se elabora con harina de maíz y queso; patatas rellenas al horno que son gratinadas con queso, nata y/o mantequilla; higos con queso, muy típico tomar en Menorca y así mil…
  • Por tanto, espero que se comprenda que en una alimentación donde no se toman lácteos ni derivados es mejor evitar o reducir los alimentos más altos en oxalatos. El mensaje siempre es el mismo: Moderación.
  • Estar bien hidratado: El agua dura (que contiene calcio y magnesio) es probable que ejerza un efecto beneficioso con respecto a la absorción de oxalato porque estos minerales se ‘atan’ a gran parte del oxalato consumido en la dieta en el tracto gastrointestinal lo que disminuye la absorción de oxalato.
  • No tomar grandes cantidades de vitamina C y evitar tomar sus suplementos: Un informe del 2004 encontró un mayor riesgo de cálculos renales entre los hombres que consumían más de 1.000 mg de vitamina C por día en comparación con los que recibieron 90 mg/día o menos.

‘Ha de evitarse la ingesta excesiva de vitamina C ya que el ácido ascórbico puede metabolizarse directamente a oxalato cálcico. El ácido ascórbico (vitamina C) es un precursor metabólico del oxalato, habiéndose demostrado que su empleo abusivo puede inducir sobresaturación de oxalato cálcico y las complicaciones derivadas de su precipitación.’

  • Si somos unos ‘adictos’ a los batidos verdes detox (‘smoothies’), sería idóneo no incluir grandes cantidades de vegetales altos en oxalatos. En internet se puede encontrar ‘smoothies‘ de todas las combinaciones posibles y la mayoría son altísimos en oxalatos, como este que lleva: frambuesas, arándanos, moras, espinacas, almendras y dátiles… Un explosivo oxálico que te lo venden como antioxidante y lleno de fibra…

‘Si se toman verduras con altos niveles de oxalatos en los batidos verdes podría terminar con un consumo inusualmente alto de oxalato lo que podría dar lugar a un cálculo renal.’

  • En 2012, la Clínica Mayo informó acerca de un anciano de 81 años con insuficiencia renal aparentemente provocado por jugos vegetales altos en oxalato en un intento por bajar de peso. Su ingesta diaria era de unos 5000 mg de oxalato. También tenía una alta ingesta diaria de vitamina C (150-900 mg) y más de 2.000 mg a través de un suplemento. Su ingesta de calcio era baja con un promedio de 370 mg/día. Todos estos factores contribuyeron, probablemente, a su oxalosis además de que su edad podría haber sido un factor ya que la función renal disminuye con la edad.
    Este hombre, con toda su buena intención, había creado el cóctel molotov perfecto para tener problemas renales compuesto con una enorme carga de oxalato (sin ebullición del oxalato soluble), con grandes cantidades de vitamina C y con una ingesta baja en calcio y que tomaba a diario.
    Al parecer, hay numerosos informes ‘anecdóticos’ de personas que toman batidos verdes y posteriormente desarrollan cálculos renales. Personalmente, recomiendo que los ‘smoothies’ no sean los únicos en nuestra alimentación diaria ya que lo ideal sería una nutrición con variedad de alimentos ‘enteros’ que nos aportaran todos los nutrientes esenciales. No podemos vivir sólo de batidos verdes.
  • Existen otros factores que hacen más complicado saber con precisión la cantidad exacta de miligramos de oxalatos en los alimentos: diferencias en las condiciones de siembra, las variedades, las condiciones de la cosecha y la técnica de medición y también, señalar que las hojas de las plantas casi siempre contienen niveles de oxalato superiores a las raíces y tallos.
  • En una revisión de oxalatos del 2007 en la revista de Asociación Dietética Americana, Massey informó que: ‘La parte de la planta (tallo, hoja, salvado, endospermo), las diferencias genéticas entre variedades de las plantas, las condiciones del suelo y la época del año de la cosecha marcan las diferencias en las cantidades de oxalato.’
5. Espinacas.
6. Espinacas.

Reducir o eliminar los alimentos altos en oxalatos de nuestra alimentación

‘Los oxalatos son oxidantes muy potentes que inician los radicales libres. Los oxidantes son moléculas altamente reactivas muy peligrosas que causan daño a los tejidos. Los oxalatos están presentes todo el tiempo y el cuerpo suele eliminarlos a través de las heces. Cuando hay condiciones subyacentes en el cuerpo es cuando las cosas van mal.’

  • Si se tiene antecedentes familiares de cálculos renales o se ha tenido alguna vez un cálculo renal.
  • Si se es autista o se tiene un trastorno cerebral como trastorno por déficit de atención con hiperactividad, depresión o dislexia.
  • Si se tienen problemas digestivos, intestino permeable, enfermedad inflamatoria intestinal, sensibilidad o alergias a algunos alimentos o si se digieren mal las grasas.
  •  Si hay un problema autoinmune.
  • Si se padece alguna enfermedad inflamatoria como el asma, la artritis, la fibromialgia o la vulvodinia.
  • Si se toman antibióticos con frecuencia o durante largos períodos de tiempo.

Mi conclusión: Si eres una persona sana puedes relajarte (entre comillas) y tomar con moderación alimentos que contengan oxalatos; pero si eres una persona que se ha sentido identificada con alguna condición citada en este artículo, te recomiendo que hagas caso a las recomendaciones para reducir los oxalatos de los alimentos así como evitar los de más alto contenido.
Me repito, ante todo, Moderación.
Salud y Buenos Alimentos.
Yo Isasi
www.yoisasi.com

Join the Conversation

  1. Hola. Tengo cálculos renales de oxalato de calcio. He leído mucho sobre los alimentos que contienen alta, moderada y baja cantidad de oxalato. Mi problema está en la hora de tomar algo caliente, ya que no puedo tomar té, café, chocolate etc…. entonces mi consulta es ¿Cuáles son las infusiones bajas en oxalato que puedo tomar? Gracias

    1. Yo Isasi Author says:

      Hola Paola, encantada y bienvendida a la web! Yo en tu caso mantendría las infusiones al margen o por lo menos no las consumiría a diario.
      Un abrazo y mucha Salud.
      Isasi

      1. Hola, tengo entendido que las infusiones si se pueden ¿no? (manzanilla, tila, etc..) las que no se pueden son los tes, cafés y cacaos, ¿esto es así?

        1. Yo Isasi Author says:

          Hola Mari, bienvenida a la web!
          Si, efectivamente.
          Un abrazo y gracias por tu comentario.
          Isasi

  2. Buenas tardes ! Me ha encantado el artículo.
    Lo único que me gustaría aclarar si se pueden comer semillas de chia y lino ya que a veces leo que si y otras que no,. Me gustaría saber cuanto oxolatos tienen.
    Yo suelo comer una cucharada que dejo en remojo poor la noche de chia y por la mañana una cucharadita de lino molida con fruta y cuajada..
    Me salió calcio orina y me dijeron que tenía que reducir los oxolatos

    Muchas gracias

    1. Yo Isasi Author says:

      Hola Ana, bienvenida a la web!
      Si ya tienes antecedentes yo no te recomiendo que tomes ni chía ni lino aunque lo dejes en remojo por la noche.
      Un abrazo y muchas gracias por tu comentario.
      Isasi

  3. Muchísimas gracias 🙏

  4. Hola, me encantó el artículo, pero me dejo la misma sensación de desamparo a la hora de elegir alimentos sin o con pocos oxalatos.
    En mi caso estoy luchando con una piedra en el uréter de oxalato de calcio, tomo la planta Lepidium (rompepiedras, ya veremos si me da resultado, por eso mi preocupación en el tema de los oxalatos.
    Me siento realmente perdida, luego te hablan de que si las lecitinas son malas, los lácteos también, los frutos secos si no los remojas ídem… Unos te dicen, dieta vegetariana, otros carnívora, crudivegana, macrobiotica. Yo he ido saltando de una a otra, por que cuando ya me había decidido por una, leía un informe o artículo que la echaba por tierra… Buuufffff todo muy estresante, al final estás tan confundida que no sabes cual es el mejor camino.
    Lo que está claro es que en mi caso con cálculos de oxalato cálcico, tengo que suprimir estos alimentos.
    ¿Me podrías recomendar algún libro o guía que me ayude en la alimentación libre o casi libre de oxalatos?

    Muchas gracias, por tu atención e información tan bien expuesta.. y
    Te envío un abrazo..

    Sol.

    1. Yo Isasi Author says:

      Hola Sol! Bienvenida a la web y es normal con tanta información sentirse perdida pero ya verás que con el tiempo la integrarás y sabrás diferenciar la información de la desinformación.
      Te recomiendo que leas mi artículo sobre los antinutrientes, ‘Activar para eliminar Antinutrientes’ http://www.nutricionencasa.com/activar-para-eliminar-antinutrientes/ seguro que te dará un respiro.
      En cuanto a guía echa un ojo a esta web pero es en inglés http://lowoxalate.info/
      Un abrazo y espero que te recuperes pronto!
      Isasi

  5. Silvia Serafin says:

    Hola .me gusto mucho tu artículo .pero al ir leyéndolo me doy cuenta que todo lo que como tiene la mayor cantidad de oxalatos .y mi pregunta es.¿y ahora que como? Lo único que como que no tiene tantos oxalatos es el brócoli y lo como al vapor. Yo estaba dejando los lácteos porqu tengo artrosis y endurecimiento de arterias y ateromas ¿tiene algo que ver los oxalatos con estos padecimientos ?

    1. Yo Isasi Author says:

      Hola Silvia! Esa es la primera impresión que suele tener uno al leer un artículo como este. Si leyeras mi artículo Lista de Alimentos a Evitar cuando hay Candidas http://www.nutricionencasa.acupunturamenorca.com/nutricionencasa/wp//2011/04/22/lista-de-alimentos-a-evitar-cuando-hay-candidas/ también pensarías que entonces qué comemos.Te puedo asegurar que aún puedes comer y con variedad y lo que es importante es la moderación, no excederse con ningún alimento por muy sano que sea. A tu pregunta, afirmativo.
      Espero que disfrutes de la web y que recuperes pronto!
      Un abrazo
      Yo Isasi

  6. Agata López Ibor says:

    Por favor, qué agobio!…. he terminado el artículo con la sensación de que no puedo comer nada con tranquilidad porque incluso los frutos secos que yo los consideraba como una de las mejores cosas de la naturaleza ahora me dice que son de los que más os salarios contienen.
    Artículo sea muy completo en cuanto a los peligros pero no aportan nada en cuanto a lo que debemos hacer..
    Creo que rápidamente debería publicar otro que nos ayudará a «actuar»…. porque a mí la sensación que me ha dejado es de «inmovilismo»….. ahora me da miedo comer todo.
    Seguro de que mucha gente tendrá esta misma sensación y aunque es de agradecer la información del peligro es algo tan abrumador y nos queda tanto nebulosa negativa que casi que nos asusta más que nos ayuda…. reitero que sería de agradecer hacer otro artículo sólo con acciones positivas para ayudarnos actuar más que a temer.
    GRACIAS

    1. Yo Isasi Author says:

      Hola Ágata! Bienvenida a la web! La mejor recomendación que hay es que busques siempre alimentos de calidad y como digo en el artículo: Moderación. Una virtud que pocos sabemos llevar a cabo y de ahí que suelan venir efectos secundarios. Tienes mis recomendaciones en ‘Nutrición Macrobiotiva’http://www.nutricionencasa.acupunturamenorca.com/nutricionencasa/wp//filosofia-y-nutricion-macrobiotiva-profundizando/ para que veas lo que suelo recomendar. Y me repito, moderación y además equilibrio. Es la única manera para no enfermar ya que la industria alimentaria cada día nos lo pone cada vez más difícil como cuento en mi último post ‘Arsénico no sólo en el Arroz’ http://www.nutricionencasa.acupunturamenorca.com/nutricionencasa/wp//2016/11/06/arsenico-no-solo-en-el-arroz/
      Espero que mi respuesta te haya animado un poco.
      Un abrazo.
      Yo Isasi

  7. eduardo rey chapa says:

    hola.. me gusto mucho el articulo!!!
    sabes.. yo padesco de piedras en el riñon y es casi seguro que son por oxolato de calcio.
    y fijate yo estaba en la idea de reducir el consumo de calcio en mi dieta, y al leer tu articulo
    pues me doy cuenta que estaba en un error.
    si no es mucho pedir cual seria tu recomendacion para evitar este padecimiento, claro esta que puede haber varias causas y lo entiendo pero creo que la dieta es fundamental para controlar este padecimiento. por lo pronto me hice un primer estudio en la paratiroides que regula el calcio en el cuerpo y sali bien gracias a dios.
    asi que aunque faltan algunos otros estudios por descartar, me inclinare por la dieta y el consumo de agua.
    me encanto tu articulo y desde hoy tienes un fiel seguidor.
    muchas gracias y felicidades.

    1. Yo Isasi Author says:

      Hola Eduardo! Bienvenido a la web y me alegro de que el post te haya servido de ayuda. Eliminando los oxalatos en tu alimentación y consumir buena agua (importante de calidad y de bajo residuo seco, nada de beber o cocinar con agua del grifo) notarás mejoría pero sería interesante que siguieras haciéndote pruebas y también saber qué tipo de piedras padeces.
      Te recomiendo que leas este artículo: http://www.nutricionencasa.acupunturamenorca.com/nutricionencasa/wp//2011/10/06/cistitis-y-otros-problemas-urinarios/
      Un abrazo y espero que disfrutes de la web!
      Yo Isasi

  8. Entonces esta bien consumir los lacteos con moderacion.

    1. Yo Isasi Author says:

      Hola Vero! Sabía que alguien me haría esta pregunta… Todo es relativo, yo no los recomiendo en la alimentación macrobiotiva, todo depende de la alimentación que lleves y de tu estado de salud ya que los lácteos, entre otras cosas, crean muchas mucosidades lo que eso nos lleva luego a otros problemas más importantes.
      Un abrazo!
      Yo Isasi

  9. Qué artículo más completo! Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y sigues impresionandome. Gracias y Mil besos

    1. Yo Isasi Author says:

      Pili!! Preciosa!! Mil gracias!! Me alegro de que te haya gustado!!
      Un beso grande!!!

  10. Buenos días!
    Gracias por tu información, gracias por hacer artículos laaargos, en los que hay que dedicar tiempo y ganas para leerlos y entenderlos. Estoy cansada de artículos que no dicen nada nuevo, pero son fáciles y cortos… llenos de obviedades y sobre todo, banales!!
    Sigo mejorando gracias a tu cambio y no me puedo creer que no me duela na-da…
    Muchas gracias,

    1. Yo Isasi Author says:

      Hola Marieta!! Mil gracias por tu comentario!! La verdad es que he decicido hacer artículos más extensos ya que creo que es necesario para la gente que realmente le interesa sobre el tema.
      Cuánto me alegra de que sigas bien! Eso ha sido tu constancia y dedicación. Te felicito!
      Muchas gracias por tu confianza!
      Un abrazo grande!

    2. Euriliana says:

      Is asi, sencillamente, gracias por tu info en el artículo, la palabra «moderación» aplica no sólo para uno cuidarse sino para describir tu valioso aporte pues explicas las restricciones al tiempo q das sugerencias alternas. Accesaré a tu página por mas info de calidad. Q se te devuelva en excellente salud, sabiduría y constante ëxito.

      1. Yo Isasi Author says:

        Hola Euriliana, muchísimas gracias por tus palabras y deseo que te haya servido la información.
        Disfruta de la web.
        Un abrazo grande.
        Isasi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2022. All rights reserved.
Close