¿EXISTE LA DIETA PERFECTA?

‘No existe ninguna verdad dietética única que sea la respuesta para todo el mundo. Lo mismo vale para los ‘alimentos milagrosos’, como las algas verdes azuladas, el aceite de lino y el polen de abeja. Estos alimentos sí van bien a algunas personas, pero no a todas. Una talla única no le va bien a todo el mundo’. Dra.Christiane Northrup.
En estos momentos de tanta información nutricional y de tantas escuelas naturistas, debemos hacer caso a nuestro interior, ir probando y elegir lo que mejor nos convenga, esté o no de acuerdo con la filosofía de esa escuela que tanto nos gusta.
Por tanto, después de tanta variedad nutricional y tantas ‘opiniones muy mentales’, debemos hacer caso más a otros factores como: el lugar donde vivimos (no es lo mismo vivir en una zona fría que en una tropical); la estación; el momento del día; la edad; la actividad física; el sexo; y las enfermedades o síntomas que nuestro cuerpo suele manifestar con frecuencia.
Todo se hace escuchando a nuestro cuerpo, haciendo caso a sus verdaderas necesidades nutritivas y emocionales.
Debemos encontrar el equilibrio, el punto medio, sin caer en los extremos, ya que éstos son los causantes de nuestros desbarajustes nutricionales. No seamos tan estrictos con nosotros mismos, elijamos hoy lo que mejor nos convenga, que será diferente a lo que necesitemos mañana.
Ningún alimento específico aporta absolutamente todo lo que necesitamos, de ahí que nuestra alimentación debe ser variada en su justa medida, sin excesos ni restricciones.
En definitiva, todos buscan y admiten una Alimentación Natural moderada y equilibrada.

PAN GERMINADO

Su ingrediente principal y único es el trigo, pero no en grano, sino trigo germinado molido.
El trigo es el segundo cereal más rico en proteínas, contiene casi todas las sales minerales, numerosos olioelementos y vitaminas.
El trigo germinado se aconseja:- En estados de desmineralización, anemia, astenia física, crecimiento, raquitismo, tuberculosis, embarazo y lactancia. tomando de una a tres cucharaditas diarias solo o mezclado con los alimentos de quince a veinte días cada dos otres meses. Es super energético.
Si antes de aventurarte a cocinarlo quieres saber si te gusta este tipo de pan, puedes encontrar una variedad (cada día más) de panes (de trigo con pasas y dátiles, de espelta, de kamut, de centeno…) en tiendas de dietética y herboristerías.

Alimento Medicinal: La UMEBOSHI (Ciruela Japonesa).

La umeboshi es una ciruela sin madurar fermentada durante casi dos años.
Su acidez neutraliza el exceso de carnes, sal, huevos (alimentos yan), mientras que su sabor salado neutraliza nuestros excesos de azúcar refinado, zumos (alimentos yin) etc. Por tanto, estimula el intestino, el hígado y la vesícula biliar alcalinizando nuestra sangre y aumentando nuestras defensas.
Los macrobióticos las tomamos de diversas formas: en ayunas si estamos enfermos o nos hemos excedido en alimentos extremos (proteína animal, frutas, etc); antes de las comidas para estimular la digestión; mezcladas con el arroz o con la verdura o acompañando la proteína animal; para elaborar aliños con aceite de oliva y tamari (salsa de soja); o mezclándolo con kuzu en los procesos gripales y en los trastornos intestinales.
Para activar el metabolismo, para el dolor de cabeza, para la fatiga, se recomienda el té ume-so-bancha, un té de tres años con una cucharadita de salsa soja (shoyu), cinco gotas de zumo de jengibre y media ciruela umeboshi. Se mezcla bien y se toma calentito.
Si deseais más información, no dudéis en consultarme. Mucho cuidado de no excederos y ojo con las personas con hipertensión y los niños.

REGENERACIÓN INTESTINAL CON KUZU

Hemos tomado mucha cantidad de proteína animal, azúcares y alcohol en muy poco tiempo, así que nuestro cuerpo es incapaz de asimilar tal cantidad de alimentos ingeridos estos días. Por tanto, muchos de ellos se quedan en el intestino creando putrefacciones y otros, son expulsados por nuestro cuerpo en forma de diarrea.
Tenemos los intestinos saturados, así que desde aquí te ofrezco la oportunidad de conocer el Kuzu (Pueraria hirsuta matsum o lobata):nos va de maravilla después de tantos atracones.
Cualquier alteración en nuestros intestinos va a crear una serie de putrefacciones y fermentaciones saturando a nuestro hígado, que se verá incapaz de eliminar todas las sustancias tóxicas formadas en el intestino.
Si quieres alimentos que alimenten nuestra bacteria Lactobacilus de nuestro intestino deberíamos tomar: alcachofas, toda la familia de los Allium (cebollas, puerros, cebollinos…), y alimentos fermentados como kefir, yogur ecológico de cabra, chucrut (col fermentada), miso y tempeh (soja fermentada).
Os aseguro que tomando Kuzu durante un tiempo, notaréis como se regula vuestro intestino, dejando a un lado los estreñimientos o las diarreas.

Close
Your custom text © Copyright 2022. All rights reserved.
Close